Dic 172012
 

La cementera Portland-Valderrivas de Morata de Tajuña quiere incinerar en sus hornos plásticos, neumáticos, lodos, vehículos y otros residuos, y ha solicitado la autorización a la Consejería de Medio Ambiente[1]. Las emisiones afectarán a la población y el ecosistema en un radio de 30 km, incluida la ciudad de Madrid.

La incineración de residuos, especialmente en cementeras, produce la emisión de contaminantes como metales pesados, partículas, dioxinas y furanos. Todas estas sustancias suponen un grave peligro para la salud de los habitantes y del medio ambiente. Aunque los efectos no se manifiesten de forma inmediata, a largo plazo la exposición a estas sustancias puede tener terribles repercusiones para muchas personas. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer ya ha confirmado que las dioxinas causan cáncer. La Organización Mundial de la Salud en su última revisión de los niveles de exposición de las personas a los contaminantes ha establecido que no existe ningún umbral seguro de concentración de micropartículas.

La autorización para la realización de esta actividad a las cementeras es sorprendente. En los  últimos años se ha generalizado, con el apoyo de las administraciones. La razón es puramente económica. Pero si ya desde Bruselas se proponen otras formas más sostenibles de gestión de la basura, así como prohibir en 2.020 la incineración, continuar en la misma línea devastadora es absurdo.

Ante la necesidad de crear una cultura de reciclaje, muchos ayuntamientos y colectivos están solicitando un debate  y que l@s ciudadan@s podamos intervenir en estas decisiones que tanto nos afectan[2]. La Asociación de Vecinos de Morata está trabajando para evitar que la Cementera Portland-Valderribas comience con la incineración[3]. El penúltimo capítulo de esta lucha es la presentación de una la denuncia en la Fiscalía General del Estado contra la Comunidad de Madrid por la Autorización Ambiental Integrada, y por permitir el incumplimiento de la legislación a la empresa[4]. Esta denuncia ha sido apoyada por diversas asambleas y comisiones del Movimiento 15-M madrileño, entre ellas, Medio Ambiente Sol[5]. Nuestra asamblea también nos adherimos y estamos recogiendo firmas de apoyo en nuestro pueblo[6].


Abr 222012
 

Quizás aún no lo sepas, pero la empresa Portland Valderrivas “El Alto” ha solicitado autorización para quemar (“valorizar”) residuos muy perjudiciales para nuestra salud: lodos de depuradora, plásticos, fracciones de vehículos, neumáticos, harinas cárnicas y otros residuos peligrosos. En el año 2001 ya se intentó aunque se suspendió por la oposición de los vecinos de la comarca. Por este motivo volvemos a decir “NO” a la quema de residuos en la fábrica El Alto.

Más de 3.000 médicos y científicos de todo el mundo avalan la peligrosidad de la quema de este tipo de residuos para la salud, tierras y cultivos así como para el futuro de nuestro pueblo y nuestros hijos.

Asamblea Popular 15M de San Martín de la Vega